3 dic. 2009

Apelación a la emoción

Ocurre cuando en vez de presentar verdaderas pruebas para garantizar lo que se quiere concluir, lo que se hace es movilizar al interlocutor por medio de la sensibilidad.

Es muy común tanto en publicidad como en política. "Llegó la bebida joven. Búscala ya" o "Hemos apoyado esta medida porque nos parece que el país exige de todos una muestra de entrega y de patriotismo"

A veces esto puede hacerse aduciendo consecuencias desagradables de que algo sea verdad. "La evolución no puede ser cierta porque entonces corremos peligro de en algún momento, como especie, desaparecer y no haber sido más que un momento en la historia."
Muchas veces se enjuicia negativamente a un supuesto opositor a lo que decimos, como paso de evitar que alguien tome esa alternativa. Un ejemplo sería: "Sólo alguien que no estuviera comprometido con el bienestar de la gente y del país podría negarse a votar esta ley".